Nacionalidad Española por matrimonio: todo lo que necesitas saber

Es común escuchar que contraer matrimonio con un ciudadano español es una puerta directa hacia la nacionalidad española.

Sin embargo, es fundamental entender la realidad detrás de esta afirmación y las implicancias legales relacionadas.

¿Si me caso con un español me dan la nacionalidad?

La respuesta directa a esta pregunta es no. Contrario a lo que muchos piensan, casarse con un ciudadano español no concede automáticamente la nacionalidad.

Sin embargo, este matrimonio ofrece ciertas ventajas en el proceso, como la reducción significativa en el tiempo de residencia legal requerido en España para poder solicitar la nacionalidad.

Entre las ventajas encontramos varias ventajas:

  • Reducción en el tiempo de residencia requerido: como se mencionó anteriormente, el tiempo que debes vivir legalmente en España para solicitar la nacionalidad se reduce a solo 1 año. Esto es considerablemente menor en comparación con los 2 o 10 años que se requieren generalmente, dependiendo del país de origen.
  • Facilidades en el proceso migratorio: al estar casado con un ciudadano español, es posible acceder a un permiso de residencia por familiar comunitario, lo que facilita el proceso de legalización en España y otorga ciertos derechos similares a los de un ciudadano español.
  • Acceso a beneficios sociales: una vez obtenido el permiso de residencia, el cónyuge extranjero podrá acceder a beneficios sociales en España, como la atención sanitaria, la educación y otros servicios públicos.

Requisitos para obtener la nacionalidad española por matrimonio

Antes de sumergirse en el proceso de solicitud para obtener la nacionalidad española por matrimonio, es crucial entender y cumplir con un conjunto específico de requisitos. Estos criterios aseguran que el proceso se lleva a cabo de manera legítima y transparente. A continuación, detallamos los requisitos que se deben cumplir:

  • Duración mínima del matrimonio:
    • Es esencial haber estado casado al menos un año con un ciudadano español. Este periodo de un año también debe coincidir con el último año de residencia conjunta en España como matrimonio legalmente reconocido.
    • Es importante continuar casados incluso después de realizar la solicitud y no estar separados de hecho o de derecho. Las uniones de hecho no cuentan para este propósito.
    • Para verificar la validez del matrimonio, se solicitará el certificado de matrimonio y el DNI del cónyuge español.
  • Empadronamiento conjunto:
    • Una de las medidas que el gobierno español ha tomado para evitar los  matrimonios de conveniencia es exigir el empadronamiento conjunto de los cónyuges.
    • El matrimonio debe estar registrado y vivir en la misma vivienda, lo cual debe ser acreditado a través de los documentos de empadronamiento pertinentes.
  • Medios económicos suficientes:
    • El cónyuge extranjero debe probar que cuenta con ingresos suficientes para mantener un nivel de vida digno en España. Es irrelevante si estos ingresos provienen de un trabajo por cuenta ajena, cuenta propia, o de rendimientos de capital.
    • La evidencia generalmente se presenta a través de documentación que acredite los ingresos y activos.
  • Antecedentes penales:
    • Es esencial que el solicitante demuestre tener un historial limpio, sin antecedentes penales que puedan poner en duda su idoneidad para obtener la nacionalidad.
    • Será necesario presentar el certificado de antecedentes penales del país de origen, así como un documento que certifique la ausencia de antecedentes penales en España, emitido por el Ministerio de Justicia.
  • Integración cultural:
    • Aunque se presume que, al casarse con un ciudadano español, el cónyuge extranjero estará más integrado culturalmente, sigue siendo necesario probarlo.
    • La forma estándar de demostrar esta integración es mediante la aprobación del examen de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (CCSE). Si el solicitante no es hispanoparlante, también deberá superar la prueba de idiomas (DELE A2).

Cumplir con estos requisitos no garantiza la obtención de la nacionalidad, pero sí es una base sólida para iniciar el proceso.

La decisión final recae en las autoridades competentes después de evaluar toda la documentación y circunstancias del solicitante.

Proceso de solicitud y documentos necesarios

Conseguir la nacionalidad española por matrimonio es un proceso que, si bien puede parecer complejo, está claramente estructurado.

Aquí te detallamos paso a paso lo que debes saber y hacer, incluyendo la documentación esencial que se requiere:

  • Solicitud oficial: la petición formal es el primer paso. Debes dirigirte al Registro Civil de tu lugar de residencia en España para iniciar el proceso. Aquí se te proporcionará un formulario específico que deberás llenar con tus datos personales y circunstancias particulares.
  • Documentación esencial
    • Certificado de nacimiento del solicitante: este documento acredita tu identidad y tu lugar y fecha de nacimiento. Es importante que, si el certificado se ha emitido en el extranjero, esté debidamente apostillado o legalizado, según corresponda, y traducido al español por un traductor jurado si no está en español.
    • Certificado de matrimonio: fundamental para acreditar que estás casado con un ciudadano español. Debe ser una copia literal y actualizada.
    • Certificado de empadronamiento: este documento prueba tu residencia en España. Generalmente, se solicita que tenga una antigüedad no mayor a tres meses al momento de presentar la solicitud.
    • Certificado de antecedentes penales
    • Justificante de tasas pagadas: al solicitar la nacionalidad española, se deben abonar unas tasas. Es necesario presentar el justificante de pago de estas tasas al momento de entregar la solicitud.
    • Pruebas de integración: dependiendo del caso, se te podría requerir que demuestres un nivel básico de conocimiento del idioma español y de la cultura y sociedad españolas. Para ello, podrías necesitar presentar los certificados DELE y CCSE.
  • Entrevista personal: una vez presentada toda la documentación, es probable que se te cite para una entrevista personal. En esta entrevista, se evaluará la veracidad de tu relación matrimonial y se te podrán hacer preguntas sobre tu vida en pareja, tu integración en España y otros aspectos relacionados.

El proceso puede variar ligeramente dependiendo de la provincia y del volumen de solicitudes que maneje el Registro Civil en cuestión.

Sin embargo, con una preparación adecuada y asegurándote de tener todos los documentos en orden, estás en el camino correcto para conseguir la nacionalidad española.

Matrimonios y doble nacionalidad

El tema de la doble nacionalidad es un aspecto relevante para muchos extranjeros que buscan adquirir la nacionalidad española tras casarse con un español.

Al obtener la nacionalidad española, la normativa requiere, en general, que el solicitante jure o prometa lealtad al Rey y obediencia a la Constitución y las leyes españolas, y que renuncie a su nacionalidad anterior.

Sin embargo, en la práctica, esta renuncia no siempre implica una pérdida efectiva de la nacionalidad de origen, dependiendo esto del país:

Países Iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal y Francia

Los países con los que España tiene convenios de doble nacionalidad son:

Andorra 🇦🇩
Argentina 🇦🇷
Bolivia 🇧🇴
Chile 🇨🇱
Colombia 🇨🇴
Costa Rica 🇨🇷
Cuba 🇨🇺
Ecuador 🇪🇨
El Salvador 🇸🇻
Guatemala 🇬🇹

Honduras 🇭🇳
México 🇲🇽
Nicaragua 🇳🇮
Panamá 🇵🇦
Paraguay 🇵🇾
Perú 🇵🇪
Portugal 🇵🇹
República Dominicana 🇩🇴
Uruguay 🇺🇾
Venezuela 🇻🇪

Esto significa que, aunque formalmente se te pida que renuncies a tu nacionalidad original al adquirir la española, en la práctica no perderás tu nacionalidad de origen.

Es un acto simbólico y no tiene efectos prácticos. Por ende, los nacionales de estos países pueden tener ambas nacionalidades y usar ambos pasaportes.

Puerto Rico sí está considerado país iberoamericano, mientras que Surinam, Belice, Haití, Jamaica, Trinidad y Tobago y Guyana no están considerados países iberoamericanos.

Otros países

En el caso de países no mencionados anteriormente, dependerá de las leyes del país de origen del solicitante. Algunos países no permiten la doble nacionalidad y, en efecto, podrías perder la nacionalidad de origen al adquirir la española.

Otros países, aunque no tengan un acuerdo de doble nacionalidad con España, pueden ignorar la adquisición de una segunda nacionalidad y no tomar medidas al respecto, cómo por ejemplo el Reino Unido.

Aunque las autoridades del Reino Unido no requieren que entregues tu pasaporte al solicitar la nacionalidad española, es esencial saber que mantener tu pasaporte británico no te permite usarlo en España.

Es crucial ser prudente al viajar con dos pasaportes, ya que hacerlo podría comprometer tu estatus como ciudadano español, llegando incluso a perder esta nacionalidad.

Por tanto, es esencial conocer la legislación de tu país de origen en relación con la doble nacionalidad. Algunos países podrían requerir que informes sobre la adquisición de una nueva nacionalidad, mientras que otros podrían retirarte ciertos derechos si adquieres otra nacionalidad.

Si me he divorciado, ¿puedo perder la nacionalidad española?

El matrimonio es uno de los caminos más rápidos para adquirir la nacionalidad española, pero surge una pregunta común: ¿Qué sucede con la nacionalidad si posteriormente se produce un divorcio? Vamos a analizar los diferentes escenarios:

  • Nacionalidad ya adquirida:
    • Si un cónyuge extranjero ha obtenido la nacionalidad española después de cumplir con todos los requisitos y posteriormente se divorcia, no perderá la nacionalidad adquirida. Una vez que la nacionalidad española ha sido concedida y el proceso de juramentación ha concluido, esta se mantiene independientemente del estado civil futuro del individuo.
  • Solicitud en trámite:
    • Si el proceso de solicitud de nacionalidad está en curso y el matrimonio termina en divorcio antes de que se conceda la nacionalidad, la situación puede complicarse. Las autoridades podrían interpretar el divorcio como una señal de que el matrimonio se llevó a cabo con el único propósito de obtener la nacionalidad, especialmente si el divorcio ocurre poco después de presentar la solicitud.
    • En estos casos, es crucial contar con pruebas y argumentos sólidos que demuestren que el matrimonio fue genuino y no un mero trámite para facilitar la obtención de la nacionalidad.
  • Obligación de notificar:
    • Es importante destacar que cualquier cambio en el estado civil del solicitante debe ser notificado a las autoridades pertinentes. Ocultar o no informar sobre un divorcio puede tener consecuencias negativas para el solicitante, incluso si su solicitud hubiera sido aprobada en otras circunstancias.
  • Revocación de la nacionalidad:
    • Aunque es raro, en casos extremos donde se comprueba que el matrimonio fue una simulación o fraude para obtener la nacionalidad, las autoridades pueden iniciar un proceso de revocación. Sin embargo, estos procedimientos son excepcionales y se llevan a cabo bajo circunstancias muy específicas.

¿Cómo encontrar un abogado para nacionalidad española por matrimonio?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.


Posted

in

by